Fue en el marco de un encuentro entre el Barcelona y Unicef.

En un encuentro que se celebró en el décimo aniversario de trabajo conjunto entre el F.C. Barcelona y Unicef, el rosarino, con una venda cubriendo sus ojos, metió un gol de penal.

En los tres intentos que tuvo el Barça, Messi fue el único que logró convertir para dejar el marcador en un empate por 1 a 1.-