La obesidad puede prevenirse

La obesidad puede prevenirse

Cada 12 de noviembre se conmemora el Día Mundial contra la Obesidad, con el objetivo de concientizar sobre esta condición que afecta la salud de miles de personas.

La causa fundamental del sobrepeso y la obesidad es un desequilibrio entre calorías consumidas y gastadas. A nivel mundial ha ocurrido un aumento en la ingesta de alimentos de alto contenido calórico ricos en grasa y un descenso en la actividad física debido a las formas de trabajo sedentario, los nuevos modos de transporte y la creciente urbanización.

El sobrepeso y la obesidad son factores de riesgo de enfermedades no transmisibles, como las enfermedades cardiovasculares, diabetes, trastornos del aparato locomotor, y algunos tipos de cánceres.

En los niños, la obesidad se asocia con una mayor probabilidad de obesidad, muerte prematura y discapacidad en la edad adulta. Además de estos futuros riesgos, los niños con sobrepeso u obesidad sufren dificultades respiratorias, mayor riesgo de fracturas e hipertensión, y presentan marcadores tempranos de enfermedades cardiovasculares, resistencia a la insulina y efectos psicológicos.

El sobrepeso y la obesidad, así como la mayoría de las enfermedades no transmisibles vinculadas, pueden prevenirse con una alimentación saludable y actividad física periódica.

Es recomendable limitar el consumo de grasa y azúcares, aumentar el consumo de frutas y verduras, y realizar una actividad física periódica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LIVE OFFLINE
Loading...