Mujer murió apaleada por su pareja, quien después tomó veneno e intentó suicidarse.

Una mujer murió ayer tras ser apaleada con furia por su pareja, quien después intentó quitarse la vida tomando veneno y colgándose. El hecho sucedió en la localidad de Las Tunas, en el departamento Santa Rosa.

 Según la información a la que accedió este diario, el episodio sucedió alrededor de las 19.20 en una vivienda de la localidad mencionada cuando presuntamente, tras mantener una acalorada discusión, Custodio “Tico” Quinteros (60) tomó un palo y atacó sin concesiones a su pareja, Susana del Carmen Villagra (59). Después de apalearla y dejarla inconsciente, presuntamente pensando que ella ya se encontraba sin vida, el sujeto ingirió veneno y decidió colgarse para suicidarse.

  La escena del hecho fue precintada y el fiscal y los peritos llegarán hoy al lugar.

 A los minutos del hecho un vecino llegó a la casa, tras tocar varias veces la puerta y no encontrar respuestas decidió ingresar.

 En el interior encontró la dantesca escena. Tras observar el cuadro y confirmar que aún ambos se encontraban con vida llamó de inmediato a la Policía. Desde la comisaría se requirieron ambulancias para trasladar a la pareja al Hospital San Juan Bautista en esta Capital.

 La ambulancia que trasladaba a la mujer arribó primero al hospital pero a la hora de ingresar falleció víctima de las graves heridas que presentaba en la cabeza. Asimismo la otra ambulancia que traía a Quinteros llegó veinte minutos después. El hombre fue internado en terapia intensiva y al cierre de esta edición se encontraba grave.

 Pericias.

  El caso fue informado de inmediato al fiscal en turno, Mauricio Navarro Foressi, quien ordenó la realización de la autopsia, la que se llevará a cabo en las primeras horas de hoy.

 En el hospital trabajó personal de la Unidad Judicial Nº4 en tanto el fiscal formó una comisión integrada por personal de Homicidios y Criminalística, con quienes viajará hoy hacia la localidad de Las Tunas para llevar a cabo los procedimientos en el lugar del hecho.

  En paralelo ordenó al personal de la comisaría de aquella localidad precintar y preservar el lugar del suceso.

Fuente: Diario el Ancasti

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *