Páez: “Sigamos apuntando al progreso, pero dentro de un ambiente de paz y de confraternidad”

El pasado 12 de julio, en el acto central por los 361° aniversario de la Fundación del Fuerte de Andalgalá, y luego del saludo protocolar a las demás autoridades que asistieron al acto, el intendente Municipal, Prof. Alejandro Páez, dio su discurso haciendo referencia a la fecha y parte de la historia de Andalgalá para terminar luego hablando de la paz social de Andalgalá. Aquí el discurso completo:

“Sin duda cada 12 de julio constituye un día muy especial para todos los andalgalenses y es el día al que acudimos a celebrar nuestro cumpleaños, y cada vez que me ha tocado desde este cargo de intendente municipal celebrar un nuevo cumpleaños de nuestra patria chica, sin duda renace en nuestro pensamiento el pensar en una Andalgalá próspera, en una Andalgalá con vita hacia el futuro, repasar cada una de sus bondades, paisajísticas, su clima, pero esencialmente contemplar y acudir al componente esencial que nutre nuestro suelo, que es el componente humano y al hablar de este componente humano sin duda, no tan solo tenemos que remontarnos 361 atrás sino que Andalgalá debe ser valorada por todo el legado cultural que nos dejaron nuestros pueblos originarios, quienes ya previo a la colonización habían desarrollado una gran cultura, técnicas de trabajo, de cultivo, de convivencia, organizaciones de pueblos y de defensas que eran realmente elogiables, luego de la conquista y la colonización destacar las figuras emblemáticas que nos representan, Juan Chelemín, para algunos un rebelde aborigen, para otros un caudillo o un héroe que defendió a sangre y fuego a nuestras tierras de la colonización.

Luego también decir que Andalgalá tuvo su aporte a la independencia de nuestra Patria y así lo contemplan los libros de historia cuando dicen que Andalgalá contribuyó con ganado, que era aportado para la campaña sanmartiniana, para el cruce de los Andes y la emancipación de Latinoamérica. Luego vino el Andalgalá que tuvo el aporte de muchos extranjeros que también nutrieron a nuestra cultura con grandes aportes, técnicos, culturales, de la ciencia, económicos.

Y llegamos a estos días adonde nos toca a nosotros ser los contemporáneos de una realidad que los últimos años, por distintos motivos se vio agitada y me toca recordar con mucha tristeza que hubo un 12 de julio con dos festejos paralelos, por una sociedad que se había fracturado, por distintos pensamientos desde los social y me tocó ejercer este cargo de intendente y llegar acompañado por gente a la gestión para gobernar nada más y nada menos que este pueblo que a la vista de los demás parecía un pueblo conflictivo, un pueblo difícil, un pueblo que tenía grandes heridas dentro de su tejido social.

Y tuvimos la sapiencia y el accionar para pensar que debíamos devolverle la paz a Andalgalá, esa paz que significa no deponer ideales o posicionamientos, pero si gobernar, para que nuestro pueblo, nuestras familias que componen el núcleo esencial de esta comunidad pudieran al menos convivir, relacionarse y trabajar. Hemos hecho todos los esfuerzos y desde hace un tiempo a esta parte vemos con alegría que cada vez que festejamos un nuevo cumpleaños de Andalgalá toda la comunidad se enorgullece, se pone contento y vuelve fraternalmente a compartir un festejo.

La pregunta es ¿se puede apuntar a la prosperidad de un pueblo sin que haya paz? Amado Nervo decía que, así como es necesario el pan nuestro de cada día, también es necesaria la paz nuestra de cada día, esa paz que, si no existiera, hasta el mismo pan sabría mal. Por eso, el mensaje que quiero dejar como intendente, es que sigamos apuntando al progreso, pero dentro de un ambiente de paz y de confraternidad… ¡muchas gracias! ¡Feliz cumpleaños!»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *