Política Minera en Catamarca

Política Minera en Catamarca.
Por: Alfredo Marchioli

TROPEZAR CON LA MISMA PIEDRA.

El gobierno de la provincia de Catamarca envío al Poder Legislativo la enésima versión del Código de Procedimientos Mineros. La primera versión la emitió la exgobernadora Lucía Corpacci (actual Diputada Nacional) quien encomendó a su sucesor, Raúl Jalil, la continuidad de la política minera catamarqueña.
El nuevo gobernador de la provincia retomó el proceso, con una gran movilidad de actores que produjeron diferentes versiones, hasta que se convocó una comisión de geólogos e ingenieros en minas de la Universidad Nacional de Catamarca para revisar y validar el proyecto. La última versión posee significativas mejoras en los procedimientos técnicos, que redundarán en la economía procesal y mejor proveer del desarrollo minero, sobre todo en la fase de exploración. Etapa destinada a la factibilidad técnica-económica-ambiental de un proyecto minero.
Hasta ahí, todo bien, excepto por dos “innovaciones” -impuestas en nombre de la declamada defensa de los intereses estatales- en detrimento de la calidad institucional y estabilidad jurídica.
Cambio de Autoridad Minera
Una de ellas, corresponde al cambio de autoridad minera. Es decir, aquel organismo que concede, deniega o quita derechos mineros. Actualmente, a cargo del Juzgado Electoral y de Minas en el ámbito del Poder Judicial.
La pretensión del Gobierno es otorgarle esas atribuciones al Ministerio de Minería, dependiente del Poder Ejecutivo, que tiene la autoridad de policía, catastro minero y control ambiental. El juzgado, en cambio, quedará relegado a resolver segundas instancias, para los recursos de apelaciones.
Competitividad Minera
Las condiciones de macroeconómicas actuales de Argentina no son las mejores, principalmente por el desfasaje de la brecha cambiaria junto a las malas señales sobre la independencia de poderes, respeto a la propiedad privada y las libertades individuales. El país conoce de proyectos frustrados: Potasio Río Colorado (Mendoza), Pascua Lama y Pachón (San Juan), Agua Rica y la ampliación de la planta del proyecto Fénix -principal productor de litio- en Catamarca.
En este marco, el gobierno de Catamarca potencia la incertidumbre con un sistema de autoridad minera centralista, proclive a discrecionalidades, intereses y tiempos políticos, que reducen las expectativas sociales de una minería ambientalmente sostenible, socialmente responsable y económicamente equitativa.
Por otro lado, las pocas inversiones mineras se mostrarán prudentes hasta tanto haya certezas sobre el accionar, criterios y comportamientos del nuevo sistema de autoridad minera. Consecuentemente, perderá posiciones el Fraser Institute Survey of Mining Companies, iniciativa que mide la potencialidad geológica y los efectos de la política gubernamental en las inversiones de exploración.
Y para colmo, el Gobierno de Catamarca se caracteriza por ser impetuoso con las instituciones republicanas y democráticas. En una fatídica sesión en la cámara de diputados, eliminó el consejo de la magistratura, incorporó dos miembros adicionales a la corte de justicia y borró de la ley electoral las garantías de representación de las minorías en los consejos deliberantes.
Privilegios Mineros
La segunda “innovación”, prevé que las minas declaradas vacantes o caducas por la autoridad minera administrativa (poder ejecutivo) puedan ser retenidas en un periodo de carencia de 30 días por la empresa minera estatal CAMYEN, cuyas acciones le corresponden absolutamente al Estado provincial, que tiene como único representante al gobernador en ejercicio.
Plan Estratégico Minero Argentino
En el mismo país, el gobierno nacional lanzó la Mesa del Plan Estratégico Minero, que incluye 5 ejes destinados a una minería: Inclusiva, Sostenible, Competitiva, Integrada y con Calidad Institucional. Cabe advertir que Catamarca, la principal provincia minera, va en sentido contrario al anhelo de generar condiciones favorables para el atractivo de inversiones mineras.
Reforma Sostenible
En este contexto, la política minera de Catamarca -con extraordinario potencial minero- debe estar abocada a incrementar las fortalezas y reducir las debilidades. El desglose del juzgado electoral y de minas, en dos juzgados, mejorará la calidad institucional y la eficiencia del Estado, sobre todo en años electorales, donde los procesos mineros quedan paralizados.
La carencia de consenso social es una debilidad, producto de las bajas expectativas sociales en la actual política minera. La reforma del código, oficia de oportunidad para informar, digitalizar y transparentar la minería, incorporando la participación ciudadana mediante audiencias públicas, que permitan lograr y sostener licencias sociales, conducentes a un desarrollo sustentable.
Las inversiones mineras en Argentina a los tumbos, por pasos improvisados que vuelven a tropezar con la misma piedra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LIVE OFFLINE
Loading...